2 de diciembre de 2017

TONO: muy redondo y muy cuadrado


Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Cubierta y primera lámina de Pinturas infantiles
Madrid: Editorial Saturnino Calleja S. A., [s. a.]
[16] págs. contando la cubierta, 28 x 21 cm
(Pinturas infantiles, 1.ª serie, núm. 12)
[Firmada por Tono (Antonio de Lara Gavilán)]

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Segunda lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Tercera lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Cuarta lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Quinta lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Sexta lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Séptima lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Octava lámina de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Doble página de Pinturas infantiles de Tono

Tono - Antonio de Lara Gavilán - Pinturas infantiles
Doble página central de Pinturas infantiles de Tono


Precioso cuaderno para colorear diseñado por Tono (Antonio de Lara Gavilán) en los años treinta: animales, objetos cotidianos y escenas construidos con cuadrados, rectángulos, círculos y triángulos en potentes colores primarios (más verde) que brillan sobre un fondo negro.

Sin querer, Tono fue el dibujante más moderno que tuvieron los niños españoles de las primeras décadas del siglo xx, sus dibujos (dibujados con regla y compás) recuerdan, como también lo hacen los muñecos de papel de Rodchenko o las figuritas de madera de Depero, a los juguetes de construcción con los que se pueden realizar innumerables composiciones combinando piezas de formas geométricas básicas. Para aquella infancia nueva, además de ilustrar los libros de los nuevos cuentistas como Antoniorrobles (26 cuentos infantiles en orden alfabético), Tono diseñó otros impresos que no eran para leer, sino para jugar, para pasar el rato coloreando, recortando y pegando: como este y otro cuaderno para colorear de la editorial Calleja o la serie de recortables de animales titulada El arca de Noé que publicó en la revista Crónica.

Otros impresos infantiles de los años treinta que también combinan arte moderno y pedagogía son: Jeux de formes (de la editorial Flammarion), La escultura por el recorteLa pintura por el recorte geométrico a base de rectas (estos dos publicados por Juan Ortiz).